learning – Qué es, historia, ventajas y formas


El e-learning es un término inglés que refiere al electronic learning (es decir, aprendizaje electrónico). Se trata del proceso que permite adquirir conocimientos y desarrollar habilidades en un entorno digital.

Al e-learning también se lo conoce como aprendizaje virtual o aprendizaje en línea. El concepto está vinculado a los recursos educativos que hacen posible la formación a través de Internet, sin que el alumno tenga que acudir en persona a un lugar físico para estudiar.

Los cursos de autoaprendizaje son una modalidad popular en el e-learning.

Historia del e-learning

La historia del e-learning se asocia a la evolución de la Web. Aunque la noción se relaciona con la tecnología educativa que sirve para estudiar y capacitarse online, el aprendizaje a distancia ya existía con anterioridad mediante entregas por correo postal, cintas de audio o CD-ROM, según la época.

La característica distintiva del e-learning respecto a otras metodologías del pasado es su base digital. Es interesante señalar que la denominación fue acuñada por Elliott Masie en 1999 en una conferencia donde hizo referencia al e-learning como el diseño, la gestión y el desarrollo del aprendizaje utilizando tecnología de redes.

La primera etapa del e-learning, en este marco, fue impulsada por las universidades. Estas entidades instauraron plataformas de aprendizaje para que sus estudiantes pudieran acceder a clases desde una computadora, generalmente complementando esta posibilidad con la asistencia tradicional al centro de estudios.

Con el tiempo surgieron propuestas formativas 100% online, ya sea administradas por universidades o por otras instituciones educativas e incluso empresas. La mayor velocidad de las conexiones y la conectividad a través del teléfono fueron los factores que propiciaron un crecimiento del e-learning en la última década.

Hoy el e-learning propone una amplia variedad de opciones, desde instrucción básica hasta posgrados completos, pasando por webinars y MOOC (cursos online masivos y abiertos). Las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) también contemplan el e-learning autodidacta, que puede llevarse a cabo cuando una persona aprende por su cuenta gracias a e-books, podcasts educativos, conferencias en línea y otras herramientas.

Los programas de grado en línea forman parte de las opciones del e-learning.

Sus ventajas

El e-learning ofrece numerosas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de trascender las distancias físicas al contar con un aula virtual o clases vía videoconferencia (por Zoom, Microsoft Teams, Google Classroom u otros servicios).

Esto implica que el estudiante puede aprender desde su casa, en una biblioteca, en un parque o en cualquier otro espacio. Ya no necesita trasladarse, ahorrando tiempo y muchas veces dinero. El e-learning incluso abre la posibilidad de aprender en una institución del extranjero sin viajar (un joven paraguayo puede estudiar en una universidad inglesa conectándose desde su hogar en Asunción, por mencionar una posibilidad).

Otro beneficio del e-learning es la flexibilidad. Aunque pueden desarrollarse clases en vivo (aprendizaje sincrónico), lo habitual es que los recursos educativos estén a disposición del estudiante para que acceda a ellos cuando lo desea o puede. Ese aprendizaje asincrónico facilita la coordinación de la formación con las actividades laborales o familiares, por ejemplo.

La virtualidad y la flexibilidad temporal generan otra variable favorable: el estudiante goza de mayor autonomía. Cada persona es responsable de gestionar su propio aprendizaje, teniendo un amplio poder de decisión en todo lo que respecta al proceso educativo.

El e-learning puede desarrollarse en plataformas de video (YouTube, Vimeo) y blogs educativos.

Aspectos negativos del e-learning

Por sus características, el e-learning también puede acarrear con varias desventajas. El punto en contra más mencionado es la falta de interacción cara a cara, que puede derivar en problemas de comunicación y en una sensación de aislamiento. La sociabilización cumple un rol importante en la educación y la tecnología modifica los vínculos.

El aprendizaje virtual, por otra parte, exige pasar mucho tiempo delante de una pantalla. Esto trae consecuencias físicas y es especialmente desaconsejado en los niños pequeños.

La mayor autonomía del estudiante, a su vez, puede ser perjudicial en algunos casos. Se requiere de autodisciplina, concentración y una buena gestión de los tiempos para cumplir con los objetivos.

Las dificultades técnicas para conectarse y utilizar los recursos de las plataformas de gestión del aprendizaje (LMS) es otro inconveniente que no se puede soslayar. Tampoco se puede dejar de mencionar que, así como la oferta de e-learning es vasta, no siempre la formación es de calidad ni sirve para obtener un reconocimiento válido por los conocimientos adquiridos. Las certificaciones en línea, de hecho, muchas veces no son aceptadas a nivel oficial.

Plataformas más conocidas

Entre las numerosas plataformas de e-learning, hay varias que se destacan por la cantidad de alternativas que ofrecen. Una de ellas es Coursera, que brinda cursos gratuitos y de pago a partir de una alianza con más de 275 universidades y compañías.

Otra plataforma líder es Udemy. Presenta más de 210.000 cursos para la capacitación en línea, de áreas como Negocios, Desarrollo, Marketing y Diseño.

Khan Academy también es una referencia del e-learning. En este caso se trata de una organización que no tiene afán lucrativo y que se propone dar educación gratuita de calidad. Matemáticas, Ciencia y Economía & Finanzas son algunas de sus categorías.

دیدگاهتان را بنویسید