Qué es, características, usos y clasificaciones


Monosílabo se denomina a cada vocablo conformado por una sola sílaba. Es una clase de palabra que, al menos en lengua española, no lleva tilde. Sí se acepta (y se debe emplear) el acento diacrítico en casos excepcionales para distinguir significados y marcar la entonación de términos como sé, mí y más, tal como se observa en el modelo de oración “Sé que a mí no me va a llamar más”.

Los monosílabos incluyen entre una y tres vocales pero con condiciones especiales a fin de evitar separaciones entre ellas que sumen alguna sílaba, situación que daría paso a otra clase de vocablo.
Al revisar el listado de opciones monosílabas en español se advierten los casos de una vocal cerrada átona junto a una vocal abierta; de un par de vocales cerradas diferentes entre sí y de una vocal abierta seguida por una vocal cerrada átona.

Estas estructuras breves, cortas (no suelen abarcar más de cuatro letras), son sencillas de aprender. Por eso es usual que abunden dentro del vocabulario infantil. A edad temprana, a medida que van expresándose oralmente, los más pequeños empiezan a pronunciar, por ejemplo, ‘sí’, ‘no’, ‘tos’ o ‘pan’. Incluso, resultan valiosas a la hora de enseñar cuáles son las vocales (A de sal, E de pez, I de ir, O de sol y U de tul). A nivel social, asimismo, no es extraño conocer a alguien de cualquier género y edad pero extremadamente tímido que evita ser el centro de atención y, en caso de tener que hablar, se comunica lo justo y necesario mediante monosílabos.

Paz es un monosílabo de tres letras que no lleva tilde.

Hay que instruirse sobre lengua y ortografía, prestar mucha atención a la acentuación y analizar cada contexto para no equivocarse a la hora de establecer cuándo un monosílabo lleva tilde y en qué casos no hay que incluir esa marca.

Características y usos de los monosílabos

Los monosílabos presentan diferentes características y poseen distintos usos en la oración (siendo parte del sujeto o del predicado), frase o discurso en el cual se los introduce.

En algunas circunstancias son onomatopeyas, tal como ocurre al representar o imitar sonidos apelando a ‘¡plop!’, ‘¡bum!’ o ‘¡zas!’. Otras veces, en cambio, este conjunto aporta adjetivos como ‘vil’ o ‘zen’.

Al ir profundizando los saberes y trasladando la teoría a la práctica se advierte, incluso, que en español hay palabras monosílabas que pertenecen a los grupos de los sustantivos (como mar, flor, tren), de los pronombres (yo, nos, les) y hasta de los verbos (dan, ve, vas).

Cabe resaltar que las categorías de conjunción (‘ni’), adverbio (‘ya’), interjección (‘¡eh’), artículo (‘la’) y preposición (‘por’) también se nutren con múltiples monosílabos.

«La flor gris», «El gol del zar» o «El gran pez» sirven como ejemplo de títulos con monosílabos destinados a cuentos o novelas.

Vocablos monosilábicos en la creación artística

Los vocablos monosilábicos están muy presentes dentro de la creación artística. El uso de esta clase de términos trasciende fronteras, idiomas, géneros literarios y otras variables. Más allá de figurar en textos escritos, este recurso posee espacio e importancia también dentro de la comunicación oral.

Según se comprueba leyendo libros de distintos estilos, los monosílabos son aprovechados tanto por quienes elaboran una novela o un cuento como por aquellos que se dedican a la poesía.

Tampoco conviene perder de vista que pueden ser parte de cualquier guion destinado a la radio, la televisión, el teatro o al llamado séptimo arte. En este caso, la indicación puede marcar que un personaje se exprese mediante monosílabos, por describir una posibilidad.

Claro que estos vocablos cortos no son exclusivos de la literatura. De la realidad diaria se desprende que los monosílabos se oyen y se pronuncian en más de una conversación cotidiana, no es extraño descubrirlos en cartas, pueden tranquilamente ser parte del contenido de un debate y hasta alcanzar relevancia al transmitir una noticia.

Cada signo de interrogación es clave a la hora de hacer preguntas con monosílabos: ¿Qué es? ¿Por qué?

Monosílabos y otras clasificaciones

Los monosílabos, al tener una sílaba única, quedan al margen de otras clasificaciones de términos.

A grandes rasgos se los puede diferenciar, en función de las características que presenten respecto al acento por ejemplo, como monosílabos átonos o monosílabos tónicos y hasta es válido reconocerlos de acuerdo al rol que cumplen en cada oración. Sin embargo, es imprescindible estudiar el universo léxico para tener en claro las razones que los distinguen de una palabra bisílaba, de una palabra trisílaba y de una palabra polisílaba.

De igual modo, el aprendizaje vinculado a separación de vocablos en sílabas y a acentuación es útil para saber identificar cuándo se trata de una palabra aguda, en qué casos entra en juego la idea de palabra grave y cuáles son las particularidades ya sea de una palabra esdrújula o de una palabra sobresdrújula.

Si bien es sencillo comprender la definición de monosílabo, a modo de complemento compartiremos frases u oraciones armadas con monosílabos para que no queden dudas sobre esta clase de términos: “Tu voz me da paz”, “Vi al clon de Flor”, “¿Ves el mar?”, “El plan es ir en tren”.

دیدگاهتان را بنویسید