Qué es, evolución, tipos e importancia


Pedología es, al igual que la edafología, una rama de la ciencia del suelo, disciplina que a su vez se engloba dentro de las denominadas ciencias de la Tierra. En el caso de la pedología, al hacer foco en cómo se clasifica y se forma cada suelo en el entorno natural, es posible establecer una conexión o cercanía con cuestiones propias de la geografía.

Los orígenes de este campo de estudio se remontan a la antigüedad y encuentran a Rusia como escenario de impulso. Allí el científico Mijaíl Lomonósov llegó a presentar al suelo, aunque sin distinguir entre estratos geológicos, como un territorio sujeto de evolución. Más tarde, el geógrafo Vasili Dokucháyev profundizó en torno a la geografía vinculada al suelo. Transcurría el año 1883 cuando este experto dio a conocer un informe centrado en una investigación que realizó en un suelo chernozem. En ese marco, Dokucháyev utilizó los principios asociados a la morfología del suelo, desplegó reglas de cartografía y trazó una categorización científica. Temporadas después, implantó la noción geográfica que concibe al suelo como la porción de tierra influenciada por microorganismos y organismos de distintas especies, vegetación, seres sin vida, aire y agua. Desde su punto de vista, es necesario y vital abordar al suelo como consecuencia de las interacciones registradas entre la roca madre, el clima, la fauna, la flora, la paleogeografía y la geomorfología.

Con el correr del tiempo hubo otros hombres de ciencia trabajando para aprender más acerca de qué y cómo es el suelo.

Junto a la edafología, la pedología es una especialidad dentro de la ciencia del suelo que se focaliza en estudiar a los suelos teniendo en cuenta las particularidades de cada ambiente natural.

Evolución de la pedología

Para la evolución de la pedología han sido claves, asimismo, los aportes, las conclusiones y los hallazgos de Konstantín Glinka y su colega Serguéi Neustróiev. Fue trascendental, de igual manera, la labor del norteamericano Curtis F. Marbut traduciendo al inglés un texto del ya citado Glinka, explorando la pedogénesis y proponiendo una clasificación del suelo basada en órdenes principales y otras cinco categorías.

Ya más cerca de la época actual, la geomorfología se enriqueció con las contribuciones de geógrafos como el francés Jean Tricart, se acumularon datos de interés dentro de la biogeografía y fue posible ir arribando a más y mejores conclusiones a medida que se prestó atención a la hidrología y a cómo las acciones humanas son responsables tanto de la erosión del suelo como del aprovechamiento de un suelo, su calidad y su utilización sustentable.

Puede servirte: Biogeografía

Tipos de suelo

Desde hace una gran cantidad de años hay especialistas inspeccionando e investigando diferentes paisajes a fin de saber cada vez más sobre los múltiples tipos de suelo existentes.

Allá lejos en el tiempo se encuadró, por ejemplo, al suelo laterítico (aquel propio de una región cálida en la cual abunda el hierro y donde, en la capa superior del suelo, se evidencia una meteorización que se señala como responsable de las costras de carácter laterítico que aparecen en él) dentro del conjunto de los suelos zonales.

Hay científicos que estudian, por ejemplo, cómo es la calidad del suelo y las particularidades que presenta éste en un bosque.

El suelo aluvial, por su parte, ha quedado dentro de los denominados suelos azonales, mientras que los suelos intrazonales comprenden, por indicar un caso específico a modo de referencia, al suelo salino.

Es útil saber, simultáneamente, que existe, por impulso de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura una clasificación de suelos a escala mundial. Este mapa proporciona generalidades de la pedogénesis que han servido como registro en materia continental aunque no ha satisfecho las necesidades y expectativas a nivel local. Por ese motivo, a fines de la década del ’90 se reemplazó ese ordenamiento se sustituyó con la World Reference Base for Soil Resources, una base que se ha ido actualizando y se transformó en la guía estándar internacional. La versión más reciente tiene en el listado, entre otros grupos, a suelos cuyo enraizamiento es limitado, a suelos que muestran rastros de una influencia humana intensa y a territorios que presentan capas orgánicas de grosor considerable.

Ver también: Meteorización

Importancia de la pedología

La importancia de la pedología radica en la gran cantidad de información que ofrece sobre cada suelo. Son datos especialmente valiosos para quienes se dedican a la agricultura y a la gestión de tierras, entre otras actividades.

Paralelamente, los conocimientos del pedólogo sirven a la hora de efectuar una planificación territorial, de aprovechar el suelo como un recurso y de establecer medidas tanto de carácter preventivo como correctivo frente a la degradación del suelo. Al respecto, vale la pena recordar que es imprescindible garantizar la conservación del suelo y trabajar de manera responsable y comprometida a fin de hacer de él, un uso sustentable.

Las sequías y las inundaciones son parte de las problemáticas que afectan (y arruinan) a los suelos de diferentes rincones del mundo.

Por supuesto, cualquiera sean las particularidades que presente una superficie, siempre (y sin excepción) hay que propiciar el cuidado y el respeto por el medio ambiente y la biodiversidad. A nivel individual alcanza con minimizar las acciones que agudizan el cambio climático y desequilibran al planeta; ya a una escala global, los gobiernos deben prevenir, combatir y sancionar prácticas destructivas como lo son la deforestación y la contaminación del suelo e incentivar, mediante diferentes políticas, la sostenibilidad, la educación ambiental, la reforestación, etc.

Sigue en: Contingencia ambiental

دیدگاهتان را بنویسید