Revolución cultural china – Qué es, origen, definición y concepto


La Revolución cultural china fue un proceso comenzado por Mao Zedong en mayo de 1966 para reestructurar la sociedad del gigante asiático en base a los ideales comunistas. Este movimiento se extendió hasta 1976, cuando se produjo la muerte de Mao.

El objetivo de la Revolución cultural china era eliminar todos los rastros del capitalismo y dejar atrás los componentes tradicionales y dinásticos del país. A su vez, buscaba reposicionar los preceptos del Partido Comunista de China y el pensamiento maoísta (la versión del marxismo-leninismo desarrollada por Mao) luego de las trágicas consecuencias de la campaña de modernización e industrialización conocida como Gran Salto Adelante.

La Revolución cultural china fue impulsada por Mao Zedong.

Origen de la Revolución cultural china

El origen de la Revolución cultural china se encuentra en la intención de Mao Zedong de recuperar poder tras el Gran Salto Adelante. Así se denominó al programa que, como presidente del PC, impulsó entre 1958 y 1961 para lograr una rápida industrialización, acompañando la iniciativa con el Movimiento de la Comuna Popular para reformular las áreas rurales.

Sin embargo, el Gran Salto Adelante y el Movimiento de la Comuna Popular no tuvieron el efecto deseado y contribuyeron a la llamada Gran Hambruna que le costó la vida a entre 15 y 55 millones de personas. Frente a esta realidad, Mao fue muy criticado en la Conferencia de los 7.000 cuadros que tuvo lugar en 1962 y perdió su posición de privilegio en el PC. Para entonces ya no era presidente de la República Popular China (cargo que ocupaba Liu Shaoqi) ni secretario general del partido (rol que ejercía Deng Xiaoping).

En su intento por recuperar su lugar, Mao comenzó a denunciar que había componentes burgueses infiltrados en el gobierno comunista y así promovió la Revolución cultural china, fomentando la lucha de clases y persiguiendo a los moderados y revisionistas. En este contexto buscó conseguir una reafirmación ideológica, contando como principales aliados a su esposa Jiang Qing y al militar Lin Biao.

La Revolución cultural china incluyó diversas campañas antiderechistas.

Su desarrollo

El desarrollo de la Revolución cultural china implicó enfrentamientos múltiples en todos los sectores de la sociedad china. Los estudiantes, por ejemplo, formaron grupos de Guardias Rojos para luchar contra la elite y perseguir a quienes consideraban opositores, cometiendo incluso asesinatos (como las masacres del Agosto Rojo).

La Revolución cultural china se centró en la crítica de los Cuatro Viejos: los viejos hábitos, las viejas costumbres, las viejas ideas y la vieja cultura. También se trazó una división entre las Cinco Categorías Rojas (los trabajadores, los campesinos pobres, los cuadros revolucionarios, los soldados del Ejército Popular de Liberación y los mártires de la Revolución comunista china) y las Cinco Categorías Negras (los terratenientes, los derechistas, los contrarrevolucionarios, los campesinos ricos y las malas influencias).

En el marco de este proceso, se acentuó la represión política: todo aquel que no mostraba lealtad hacia Mao era perseguido. A través de la propaganda, asimismo, se exaltó el culto a la personalidad del líder.

Confiscaciones de bienes, sometimiento a torturas, regímenes de trabajo forzoso, detenciones arbitrarias y hasta ejecuciones fueron recursos habituales de la Revolución cultural china, donde también actuaron censores y se llevaron a cabo saqueos de espacios religiosos y culturales.

Según algunas estimaciones, las víctimas fatales de la Revolución cultural china podrían ascender hasta 20 millones. El movimiento promovido por Mao no solo anuló el activismo político, sino que también incidió de manera negativa en las actividades económicas.

Con la muerte de Mao, la Revolución cultural china llegó a su fin.

El final de la Revolución cultural china

El final de la Revolución cultural china fue declarado por el IX Congreso del Partido Comunista de China, que se realizó en abril de 1969. En dicho encuentro se reeligió a Mao como presidente del PC y de la Comisión Militar Central, se adoptó al maoísmo como ideología oficial y se nombró a Lin Biao como vicepresidente del PC.

Más allá de este cierre oficial del proceso, los analistas señalan que esta revolución cultural proletaria siguió desarrollándose. Con la traición de Lin Biao, quien había sido elegido sucesor de Mao y luego intentó derrocar al líder, las pugnas continuaron.

Biao falleció en 1971, dejando un hueco de poder en el régimen comunista. En el X Congreso del Partido Comunista, ascendieron en la jerarquía cuatro dirigentes que formarían la Banda de los Cuatro: la ya mencionada Jiang Qing (esposa de Mao), Zhang Chunqiao, Yao Wenyuan y Wang Hongwen.

No obstante, poco antes de morir, Mao Zedong nombró a Hua Guofeng como sucesor. El 9 de septiembre de 1976 se produjo el deceso de Mao y menos de un mes después, Hua Guofeng ordenó arrestar a la Banda de los Cuatro para evitar que le disputaran el poder. Así, tras el juicio de la Banda de los Cuatro, Qing, Chunqiao, Wenyuan y Hongwen fueron condenados como responsables de los perjuicios causados por la Revolución cultural china y el ciclo terminó de cerrarse.

Boluan Fanzheng

El ascenso de Hua Guofeng, de todos modos, no fue suficiente para evitar los enfrentamientos por el poder. En 1979, se concretó el renacimiento de Deng Xiaoping, antes perseguido y finamente elegido como nuevo líder chino. Este dirigente puso en marcha el concepto de Boluan Fanzheng, que apuntó a revertir los errores de la Revolución cultural china, reconociendo incluso a sus víctimas.

Xiaoping encaró la desmaoización e impulsó reformas sociales y políticas, logrando la apertura económica de China y contribuyendo a la modernización del país.

دیدگاهتان را بنویسید

نشانی ایمیل شما منتشر نخواهد شد. بخش‌های موردنیاز علامت‌گذاری شده‌اند *