Técnicas de relajación – Qué es, beneficios, definición y concepto


Las técnicas de relajación son prácticas o procedimientos que apuntan a generar bienestar físico y mental mediante actividades que contribuyen a disminuir la tensión muscular, a reducir los niveles de ansiedad y a combatir el estrés.

Al realizar un ejercicio o un plan relajante se experimenta un agradable estado de goce, armonía y plenitud. La elección del programa o disciplina a disfrutar va a depender siempre de las preferencias, necesidades y posibilidades de cada individuo.

Si bien hay técnicas de relajación que puede aplicar uno mismo, a veces se requiere la intervención de otro sujeto, especialmente en casos en los cuales la asistencia debe proceder de un profesional de determinada área.

Para sentirse bien y hacerle frente al estrés, unos eligen hacer meditación, otros optan por técnicas de relajación progresiva y hay quienes buscan fuentes de relajación en la naturaleza, por ejemplo.

Es amplio y muy diverso el abanico de alternativas a tener en cuenta cuando se va en busca de la serenidad y el relax. Es bueno saber que hay opciones para el cuidado tanto físico y mental como espiritual, así como resulta conveniente asesorarse al respecto a fin de tomar decisiones atinadas en relación al método que mejor se adapte a aquello que cada uno va precisando.

Beneficios de las técnicas de relajación

Las técnicas de relajación proporcionan numerosos beneficios. Más allá de ofrecer calma y favorecer que la mente y el organismo descansen y liberen focos de tensión y preocupación, las actividades que relajan repercuten positivamente en la salud cardiovascular.

La mayor parte de la gente que logra una relajación profunda deja, por ejemplo, de padecer insomnio, puede mantener bajo control los valores de presión arterial, consigue aliviar dolores de carácter muscular y, en definitiva, accede a una mejor calidad de vida.

Al poder serenar la mente, objetivo que suele cumplirse de la mano de la meditación, es más sencillo conquistar la paz interior.

Gracias al relax se piensa con más claridad, el ánimo mejora, se pueden contrarrestar de modo efectivo los efectos de la depresión o la ansiedad y se facilita el proceso de regulación en materia emocional.

Prácticas para el cuidado del cuerpo y de la mente

Para el cuidado del cuerpo y de la mente hay prácticas sumamente recomendables y ventajosas.

Dentro del universo de la meditación, específicamente, hay variantes o modalidades que vale la pena considerar. Tales son los casos de la meditación trascendental, la meditación con mandalas o con cuencos tibetanos y de la filosofía del mindfulness (también expresada como la técnica de la atención plena), entre otros.

La pintura y artes plásticas, la escritura reflexiva y los pasatiempos (puzzles, rompecabezas), entre otras propuestas, invitan a liberar tensiones, dejar aflorar la creatividad y a dedicar tiempo a uno mismo para sentirse más liviano, relajado y pleno.

Practicar yoga (hay variedades como el yoga Nidra, el Kundalini, el ashtanga vinyasa, etc) a toda edad también genera múltiples beneficios porque equilibra, da confianza interna, favorece la coordinación, tonifica los músculos y porque es una disciplina aliada de la eliminación de toxinas para la purificación del organismo.

La técnica de respiración profunda, el Qi Gong y el Tai Chi son otras beneficiosas ideas que enriquecen al físico y al alma.

Técnicas de relajación vinculadas a los sentidos

Interesantes y eficaces son, asimismo, las técnicas de relajación vinculadas a los sentidos.

Estimulando el gusto, el olfato, el tacto, el oído y la vista como complemento o base de una rutina de paz y armonía, los resultados positivos se potencian.

Con la frecuencia de los sonidos binaurales, por indicar una posibilidad, se mejora la salud a nivel emocional y mental ya que despiertan la creatividad, promueven la concentración y relajan. Saborear un té de hierbas (manzanilla, valeriana) antes de ir a la cama, en tanto, es el hábito perfecto para tener un descanso reparador.

La experiencia de caminar descalzo (earthing) por el pasto o la tierra, de igual modo, sirve para darle batalla al estrés y estar mejor tanto de ánimo como físicamente.

Las técnicas de automasaje, el masaje terapéutico de relajación con piedras calientes, la musicoterapia y la aromaterapia también forman parte del listado de prácticas de raíz sensorial que ayudan a ir en busca de un bienestar integral.

Uno de los métodos más extendidos en el mundo para aliviar el estrés, relajar y estimular al organismo a recuperar el equilibrio y revitalizarse es la reflexología. Se trata de una técnica que consiste en hacer presión en puntos estratégicos de las manos y los pies para aliviar determinados síntomas o dolencias.

Actividades relajantes para el día a día

Para el día a día existen una serie de actividades relajantes que ofrecen la oportunidad de distraer la mente y desestresarse aprovechando elementos y recursos que, en su gran mayoría, todos tenemos en nuestro hogar.

De sentir atracción por el arte, la cultura y la creatividad, por ejemplo, los ratos libres pueden destinarse a la lectura, la escritura (da satisfacción y fortalece la autoestima hacer registros en un diario de gratitud, por señalar un acto concreto), el dibujo y la pintura. Hacer artesanías o manualidades, bailar, escuchar música y tararear una canción a pesar de no tener habilidades para el canto también son vías de escape cuando la rutina y las obligaciones abruman.

Entretenerse con algún desafío lúdico de mesa, dar una caminata sin prisa en cercanías del propio domicilio para observar el paisaje y contemplar la naturaleza, resolver juegos mentales que pongan a prueba el ingenio y darse un baño de inmersión con sales o velas son otras opciones relajantes.

Hacer ejercicio físico, dar paseos al aire libre en bicicleta o a pie, embellecer algún rincón del hogar a través de la jardinería, distribuyendo productos decorativos en los ambientes o armando una pequeña huerta, así como consumir contenidos televisivos, radiales o por Internet que estimulen la risa son buenas inversiones de tiempo porque ayudan a que uno esté distendido, en movimiento, de buen ánimo y con el cerebro ocupado sanamente.

دیدگاهتان را بنویسید